Puerta del Puente

La Puerta del Puente es uno de los tres accesos a la antigua ciudad romana que permanecen en pie en Córdoba. Se trata de un monumento cargado de historia que cuenta con un excelente mirador.

La Puerta del Puente es una de las puertas de la muralla romana que protegía Córdoba. Aunque su aspecto ha sido totalmente reformado a lo largo de la historia, su emplazamiento en el extremo norte del Puente Romano se ha mantenido intacto.

Historia

Con la llegada de los musulmanes a Córdoba, la ciudad se llenó de nuevas construcciones, como la Mezquita y la Puerta del Puente. Este monumento suponía la entrada principal a la ciudad, dada su proximidad con el Alcázar Califal.

A finales del siglo XVI, durante la etapa cristiana, la Puerta del Puente sufrió una restructuración casi completa para celebrar la llegada a Córdoba del rey Felipe II. Las obras dotaron al monumento del aspecto que presenta hoy en día, muy similar a un arco romano.

En 1931 la Puerta del Puente fue declarada Bien de Interés Cultural junto con la Torre de la Calahorra.

El mirador de la Puerta del Puente

La entrada a la Puerta del Puente cuenta con una exposición permanente de grabados, postales y dibujos sobre la historia de este monumento. Además, se puede subir al mirador de la Puerta del Puente para disfrutar de una imagen única del Puente Romano y la Torre de la Calahorra.

Horario

Todos los días de 10:00 a 14:00 horas.

Precio

Adultos: 1 (1,20 US$)
Menores de 5 años: entrada gratuita

Transporte

Autobús: líneas 3 y 12.