Judería de Córdoba

Judería de Córdoba

En pleno corazón de la ciudad se encuentra la judería, el distrito que ha sido foco de la cultura hebrea, musulmana y andalusí durante siglos y refleja la historia de Córdoba. ¡Un lugar donde perderse y viajar en el tiempo!

El distrito más antiguo de Córdoba y una de sus visitas imprescindibles es sin duda la judería. Ubicada en pleno corazón de la ciudad, el barrio judío es un laberinto de calles estrechas y empedradas donde repasar la historia de Córdoba y entender el estilo de vida de las tres culturas que coexistieron durante siglos: cristianos, judíos y musulmanes.

La judería abarca desde la Puerta de Almodóvar hasta la Mezquita-Catedral y muestra el trazado típico de las ciudades musulmanas, con calles estrechas y numerosos callejones sin salida. Visitar la judería de Córdoba es viajar al pasado y descubrir la esencia medieval de la ciudad a través de sus edificios encalados decorados con flores y macetas de colores.

Además, la judería es el mejor lugar donde comer y hacer algunas compras en las tiendas de artesanos locales. 

Historia

Los primeros asentamientos judíos en Córdoba datan de la época de los romanos. Durante el gobierno de Augusto, se comenzó a trazar una muralla para proteger la ciudad de ataques externos y la judería comenzó a cobrar forma. 

Tras la conquista de Córdoba por los musulmanes en 711, la judería se convirtió en el núcleo administrativo de la ciudad y la comunidad hebrea pasó a asentarse en la zona norte de la medina. No fue hasta el siglo X, cuando poco a poco los judíos regresaron a este distrito.

En la época medieval, judíos, cristianos y musulmanes coexistieron en la judería, que se convirtió en el núcleo más importante de Córdoba. Aquí no solo se desarrollaba la vida en la ciudad, sino que nacieron importantes filósofos de la época, como Averroes y Maimónedes.

Qué ver en la judería

Este laberinto de calles empedradas en pleno corazón de la ciudad alberga numerosos atractivos que convierten a la judería en uno de los lugares con más encanto de Córdoba:

  • Sinagoga: Es una de las cuatro sinagogas históricas que aún quedan en España. Aunque su arquitectura está muy marcada por la influencia del arte islámico, sus paredes están llenas de inscripciones en hebreo. Junto a la sinagoga de Córdoba se encuentra la Casa de Sefarad.
  • Capilla mudéjar de San Bartolomé: Se trata de una pequeña capilla anexionada a la facultad de Filosofía y Letras que refleja el estilo gótico-mudéjar.
  • Zoco Municipal: Es uno de los patios cordobeses abiertos al público más visitado de Córdoba. Es un espacio que rebosa tradición, gracias a su cuidada decoración y a los talleres de artesanos locales que trabajan la cerámica y el cuero. Es un lugar perfecto para comprar algo típico de la ciudad.
  • Plaza de Maimónedes: A muy pocos metros de la sinagoga se encuentra esta plaza que en su día fue lugar de encuentro de los habitantes de la judería y que hoy alberga el Museo Taurino de Córdoba.
  • Calleja de las Flores: Sin duda la calle más famosa de Córdoba es la Calleja de las Flores. Desde uno de sus extremos se pueden contemplar sus edificios blancos con macetas azules con la torre del campanario de la Mezquita-Catedral de fondo. Es una de las zonas más transitadas de la judería y está llena de comercios.
  • Calleja del Pañuelo: Se trata de una de las calles más estrechas de Córdoba, ya que su anchura mide lo mismo que un pañuelo extendido.
  • Casa Andalusí: Este edificio del siglo XII refleja a la perfección el estilo de vida y el modelo de vivienda de al-Ándalus. En su interior podréis ver una colección de monedas antiguas y el Museo del Papel.