Alcázar de los Reyes Cristianos

Alcázar de los Reyes Cristianos

Con más de seiscientos años de historia, el Alcázar de los Reyes Cristianos es uno de los monumentos más visitados de Córdoba. Descubre las estancias de este edificio que ha servido de cuartel militar, residencia real, cárcel, centro administrativo y mucho más.

Historia

Tras la reconquista de Córdoba en 1236, la ciudad inició su etapa cristiana y comenzaron a construirse numerosos edificios de índole administrativo. Alfonso XI ordenó la construcción del actual Alcázar en 1329 sobre un antiguo alcázar de la época califal, que antes fue residencia del gobernador romano. Se trata, por tanto, de un monumento clave en la historia de Córdoba

El Alcázar tuvo un uso meramente militar hasta que, a finales del siglo XV, los Reyes Católicos fijaron aquí su residencia para dirigir la reconquista de Granada. El momento histórico más importante vivido en el Alcázar tuvo lugar en 1486, cuando los Reyes Católicos se reunieron con Cristóbal Colón para tratar su nueva ruta hacia las Indias. Una escultura en los jardines del Alcázar representa este momento que sentó las bases del descubrimiento de América.

A partir del siglo XVI, el Alcázar perteneció a la Inquisición hasta que, con la abolición de esta práctica, se convirtió en cárcel civil. La Galería de la Inquisición de Córdoba recoge numerosos utensilios que explican las prácticas de este capítulo oscuro de la historia.

 En 1955, el Alcázar de los Reyes Cristianos pasó a ser propiedad del Ayuntamiento de Córdoba.

Un paseo por el Alcázar

El Alcázar de los Reyes Cristianos se ubica a muy pocos metros del Guadalquivir y se asienta sobre los cimientos del antiguo alcázar musulmán que conectaba con los baños califales. El alcázar cristiano está rodeado por murallas defensivas, dado su carácter militar, y hoy en día permanecen en pie dos de sus cuatro torres originales.

El interior de este complejo palaciego alberga numerosas estancias reales con objetos históricos de gran valor. En los pasillos que comunican cada sala es posible contemplar un sarcófago del siglo III.

Cabe destacar el Salón de los Mosaicos, que alberga una importante colección de mosaicos de la época romana que fueron traídos desde su emplazamiento original en la Plaza de la Corredera.

También es reseñable el patio de estética musulmana que alberga este edificio de la época cristiana: el Patio Morisco. Su estructura y decoración recuerda al Patio de los Leones de la Alhambra de Granada, aunque el patio morisco del Alcázar se construyó cincuenta años antes.

Una de las partes más llamativas del Alcázar de los Reyes Cristianos son los baños reales de Doña Leonor, amante de Alfonso XI, que siguen el modelo de baño árabe.

Los jardines del Alcázar

Los jardines reales del Alcázar se construyeron a mediados del siglo XX sobre las antiguas Huertas del Alcázar del palacio. Se trata de una superficie de 30.000 m2 llena de fuentes, estanques y especies como palmeras, cipreses, naranjos y limoneros.

La belleza única de este lugar se suma a su importancia histórica. La reina Isabel la Católica solía pasear por los jardines del Alcázar mientras leía. Es quizás la mejor parte de visitar el Alcázar de los Reyes Cristianos.

No te pierdas detalle

Si queréis llevaros una imagen completa del histórico Alcázar de los Reyes Cristianos, podéis reservar nuestra visita guiada por el Alcázar desde solo 15€. Si buscáis visitar los monumentos más importantes de Córdoba y entender su historia de la mano de un guía especializado, os recomendamos nuestro tour de Córdoba al completo

Horario

De martes a viernes: de 8:30 a 20:15 horas.
Sábados: de 8:30 a 16:30 horas.
Domingos y festivos: de 8:30 a 14:30 horas.

Precio

Entrada general: 4.5€
Estudiantes acreditados: 2.25€
Mayores de 65 años: entrada gratuita.
Menores de 13 años: entrada gratuita.

Transporte

Autobús: líneas 3 y 6.