Cómo llegar a Córdoba

Cómo llegar a Córdoba

Las formas más comunes de llegar a Córdoba son el coche, el autobús y el tren. Su cercanía con grandes ciudades hace que los turistas internacionales vuelen a Málaga o Sevilla y lleguen a Córdoba en tren o por carretera.

Tren

La afluencia turística de Córdoba y su estratégica situación geográfica hacen que esté bien comunicada con grandes ciudades vecinas. Con los trenes de alta velocidad (AVE) es posible llegar desde Madrid en una hora y cuarenta minutos, desde Sevilla en cuarenta minutos o desde Valencia en tres horas.

Para consultar horarios, precios y tarifas de tren desde otras ciudades, visitad la página de Renfe. En ella podéis reservar online.

Aunque las tarifas no son muy económicas, los trenes son cómodos y rápidos. También existe la posibilidad de llegar a Córdoba en trenes convencionales de media distancia, aunque la duración y la comodidad no son comparables.

Coche

Córdoba se encuentra a una distancia de 390 kilómetros por carretera de Madrid. Utilizando la autovía A-4, el trayecto entre las dos ciudades en coche es de cuatro horas aproximadamente. Desde otras provincias el trayecto por carretera es mucho más corto, utilizando la A-45 para llegar desde Málaga, la N-432 desde Granada o la misma A-4 desde Sevilla.

Si vais en coche, debéis tener en cuenta que es prácticamente imposible aparcar en el casco histórico de Córdoba, que está lleno de zona azul y alberga poco espacio para coches. No tendréis problema en aparcar al otro lado del Guadalquivir o en el recinto ferial de El Arenal.

Para planificar el itinerario, podéis usar páginas como Google Maps o Guía Repsol.

Autobús

La forma más económica de llegar a Córdoba es en autobús, aunque en función de vuestra ciudad de origen puede ser un trayecto pesado. El viaje en autobús desde Madrid a Córdoba dura unas cuatro horas y media.

Podéis consultar las líneas, horarios y tarifas desde la web oficial de las empresas que operan este servicio:

Aeropuerto

El aeropuerto de Córdoba se encuentra a unos 15 kilómetros del centro de la ciudad. Actualmente solo acoge vuelos privados de aviones de hasta ochenta pasajeros, por lo que no es una buena opción para turistas extranjeros.

La mejor alternativa es volar hasta Madrid, Málaga o Sevilla y llegar a Córdoba en tren o por carretera.